La guerra inkjet vs. láser en la oficina

Con el inkjet diseñado para competir contra el láser, la dinámica tradicional del mercado ha cambiado.

A pesar que mucha de la atención en la actual industria de impresión está enfocada en las tecnologías emergentes y nuevas aplicaciones para tecnologías existentes, como ser impresión 3D y bioimpresión, el mercado de impresión de oficina sigue siendo enorme.

En el ambiente hogareño y de oficinas, las tecnologías dominantes permanecen en láser e inkjet. La competencia entre ambas es feroz, a pesar de la salida del Kodak y Lexmark del negocio inkjet.
Hoy la industria observa estas dos tecnologías (inkjet y láser) compitiendo cabeza a cabeza en el mercado de impresión de empresas.

En Septiembre de 2011, Epson lanzó oficialmente sus impresoras todo en uno para impresión en empresas con sus líneas Workforce Pro Series. Con este lanzamiento, Epson se enfocó en el incremento de la velocidad de impresión, mayor rendimiento de cartuchos y reducción del costo por página (CPP), para alcanzar el mercado de impresión en empresas, donde la tecnología láser ha sido dominante por mucho tiempo. Para muchos la introducción de estos dispositivos Epson determinaron un punto de inflexión en la industria. Porque si bien HP había estado comercializando su negocio inkjet, fue recién después del lanzamiento de los modelos WorkForce Pro de Epson que el resto de los jugadores inkjet modificaron sus estrategias de negocios y comenzaron a competir con el láser en varios segmentos del mercado de impresión en oficina y en todos sus niveles. Parecería que la guerra entre las tecnologías láser e inkjet fue gestada por los usuarios de oficina.



A partir de los lanzamientos de Epson, vimos como HP y Brother cambiaron sus estrategias de mercado para competir en los más altos niveles de impresión de oficina. A principios de este año, HP comenzó a vender sus series Officejet Pro X con foco en el mercado de color Premium, mientras que Brother se está enfocando  en el segmento alto de impresión monocromo  con su HL-S7000DN de 100 ppm. 

Pero a pesar del hecho que los productos HP están diseñados para impresión color y los de Brother para monocromo, ambos productos comparten las mismas ventajas sobre sus competidoras basadas en tecnología láser: concretamente mayor velocidad de impresión y reducción de costos de impresión. 

En el mercado SOHO, las impresoras monocromo láser han dominado por mucho tiempo. Las marcas inkjet están intentando de ingresar fuertemente aquí también. Epson hizo sus incursiones a través de sus series monocromo K, las cuales debutaron en el 2011. Mientras que las series estaban equipadas con un cartucho de alto rendimiento (1.000 páginas), el CPP era relativamente alto, por lo que no consiguieron quitar mucha participación de mercado a los dispositivos láser. Más tarde Epson lanzó su series inkjet WorkForce WF-M, que presentaron características de performance del estilo láser, con cartuchos de significante mayor rendimiento (10.000 páginas para el cartucho de alto rendimiento en las WP-M4000 y WP-M4500) y menor CPP. 

Para mantener su liderazgo en la industria de impresión, HP también cambió su estrategia y lanzó las MFP monocromo inkjet HP Officejet Pro 3610 and 3620. Con esto la compañía pretende obstaculizar el crecimiento de  Epson en todos los niveles del mercado de impresión en oficina.  

Con tantos fabricantes inkjet, como Brother, Epson y HP, lanzando nuevos dispositivos inket diseñados para competir contra las impresoras láser, los usuarios de oficina disponen ahora de más alternativas para alcanzar sus necesidades de impresión. En contraposición con estas firmas, Canon no ha lanzado nuevas inkjet para el mercado de empresas, sino procurando usuarios a través de sus impresoras y MFP láser. Es de suponer que Canon esté prestando especial atención a la evolución del mercado inkjet dentro de este segmento de empresas. 

En el pasado los lineamientos eran claros y simples: impresoras inkjet para el hogar y láser para la oficina. Pero con la influencia de los dispositivos inkjet diseñados para competir contra las impresoras láser, la dinámica tradicional del mercado ha cambiado. La guerra entre ambas tecnologías hoy se da en el mercado de impresión premium de empresas.

La remanufactura debe mantenerse informada acerca de las tendencias para desarrollar sus propias estrategias a fin de satisfacer las demandas del mercado. 


Fuente: Action Intell y Ninestar

No comments:

Post a Comment

Últimas Noticias