Secretos detrás del desarrollo de la tecnología micro piezo de Epson

En marzo de 1993, Epson lanzó su revolucionaria impresora de inyección de tinta Epson Stylus 800. Este fue el primer producto que incluyó la tecnología Micro Piezo, que desde entonces se ha consolidado como una de las tecnologías de base de la compañía Epson, y el cabezal de impresión Micro Piezo, que es el componente principal de las impresoras de inyección de tinta de Epson. Veinte años después, echamos un vistazo a las dos partes en la historia detrás del desarrollo de esta tecnología increíble y su evolución en curso.

Sentido de crisis


La Epson MX-80 fue en su momento la impresora SIDM más vendida

En la década de 1980, la mayoría de las impresoras Epson eran SIDM (matriz de punto por impacto serial, por sus siglas en inglés). Pero el mercado para estos productos poco a poco comenzó a decaer debido al uso en expansión de los ordenadores personales y el uso cada vez mayor en la oficina del láser y otras impresoras basadas en tecnologías electrofotográficas. Ejecutivos de Epson se dieron cuenta  que la disminución potencial en el mercado para uno de sus principales productos representaba un riesgo significativo para la empresa, y se pusieron a investigar al inkjet  y otras tecnologías de impresión.

La gerencia de Epson era consciente que otros competidores ya habían lanzado con éxito al mercado impresoras inkjet, con un razonable rendimiento y precio

Epson había lanzado su primera impresora de inyección de tinta, la SQ-2000, en 1984 y siguió con la serie de inkjets HG. Sin embargo, estos productos luchaban para hacer un impacto en el mercado, y la gerencia de Epson se dividió sobre la dirección de la empresa.

Atravesando la pared 
Con el desarrollo de la impresora de inyección de tinta no evolucionando como se esperaba y los ejecutivos de la empresa preocupados, Epson comenzó a investigar un tipo completamente diferente de cabezal de impresión.  El joven ingeniero puesto a cargo de este proyecto esencial fue Minoru  Usui, hoy Presidente global de Epson

El gran problema que enfrentaba el equipo de Usui rodeaba al elemento piezo que estaba incluído en los cabezales de impresión de vidrio utilizados en aquellos chorros de tinta Epson originales. La teoría era que la energía eléctrica aplicada al elemento causaba que el elemento cambiara de forma. Esto a su vez generaba presión mecánica que expulsaba la tinta. Sin embargo, a pesar de aplicar 100 voltios, el equipo era incapaz de generar suficiente energía para disparar una gota de tinta. El equipo sabía que tenía que hacer algo para mejorar el piezo, pero no pudieron realizar el avance necesario. Usui y su equipo se sentían que habían chocado contra una pared. Fue entonces que Usui y su equipo tuvieron su golpe de suerte.  Usui notó que un nuevo tipo de mecanismo (un componente clave que convierte la energía eléctrica en movimiento mecánico) que habían estado considerando para impulsar impresoras con matriz de puntos, también podía ser utilizado en impresoras inkjet. Mirando hacia atrás, Usui comentó, "todavía recuerdo la alegría que sentí mientras escuchaba esa explicación. Aunque la estructura era diferente de lo que habíamos estado trabajando, podíamos lograr lo que queríamos, haciendo algunos cambios menores. Supe inmediatamente que sería posible disparar con precisión las gotas de tinta con sólo un pequeño voltaje."

Esto fue en 1989. Por fin comprendiendo cómo resolver los problemas que estaban enfrentando,  Usui y su equipo dieron todo para desarrollar el nuevo cabezal de impresión que creían podría llevar a cabo el secreto para el crecimiento futuro de Epson.  

Vea el artículo completo en el último número, click aqui.

No comments:

Post a Comment

Últimas Noticias