Outsourcing de impresión: ¿destinado al fracaso?


Por Cássio Arrizabalag Rodrigues
Acompaño al mercado de remanufactura hace casi 20 años y una de mis banderas siempre fue sobre la calidad, en todos los aspectos del proceso: sea con foco en los productos o en la atención al cliente. Siempre recibí críticas sobre el paradigma de precio y calidad. Por lo visto estaba no estaba equivocado.

Nuestro mercado de remanufactura ha pasado por cambios profundos desde su creación, con grandes empresas saliendo del sector o disminuyendo sus dominios, una fuerte entrada de suministros clonados o compatibles nuevos (qué decir de la constante amenaza de los falsificados), y recientemente
el advenimiento del outsourcing de impresión. El fortalecimiento de las impresoras color también está fomentando este cambio, no solo por el bajo costo de las máquinas, sino además por la alta calidad de sus suministros.

La tercerización de servicios está cada vez más de moda en la región, especialmente debido al downsizing que estamos presenciando en la mayoría de las corporaciones, donde el outsourcing fue y seguirá siendo una de las alternativas que acompañe a ese downsizing. Pero lo que vemos es que la constante guerra de precios de los proveedores de este servicio está empujando cada vez más a los consumidores hacia los brazos de los originales o de los compatibles. Y el mercado de remanufactura continúa perdiendo con el achatamiento de los márgenes de beneficio para el outsourcing.

Analizando las quejas más comunes entre los remanufacturadores que migraron hacia el outsourcing, podemos ver la gran competencia que existe en este negocio y su bajo retorno financiero. Percibo aquí un círculo vicioso, que se viene repitiendo desde los tempos en que solo
se remanufacturaba cartuchos: la alta competencia lleva a bajar los costos, lo que lleva a bajar la calidad del servicio prestado, lo que lleva a la cancelación de contratos, lo que lleva a la necesidad de bajar aún más costos, y así podríamos continuar.

Viendo la manera en que se desarrollaron la mayoría de los proveedores de servicios de tercerización de impresión, el fin es claro, en realidad, negro... Vamos a continuar perdiendo más y más consumidores finales.


Paralelamente percibo el gran esfuerzo de los fabricantes de suministros en aumentar la oferta de productos diferenciados, de soluciones completas para la remanufactura de los cartuchos, en pos de alta calidad (polimerizados, alta tasa de transferencia, gran ganancia de color, etc.), Developers, PCR, láminas, OPCs, todo para conseguir remanufacturar un cartucho con alta calidad aproximándose a la calidad de los cartuchos nuevos OEMs, inclusive con rendimiento de páginas y colorimetría.

Entonces: ¿qué es lo que ocurre? Si tenemos para ofrecer productos buenos, con un buen margen de economía respecto de los OEMs, ¿por qué los proveedores de servicios continúan quejándose? Porque lamentablemente solo se enfocan en el precio.

Lea el artículo completo en nuestro último núimero, click aqui

No comments:

Post a Comment

Últimas Noticias