Los RAEE son la categoría de residuos que más crece en Estados Unidos


Por Jorge Daniel Santkovsky 

En los últimos años los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos han aumentado en forma considerable en Estados Unidos. Entre 2007 y 2008 tuvieron un incremento aproximado del 5% y en 2009 se produjeron 2,4 millones de toneladas de RAEE en el país. Sin embargo, Estados Unidos carece de una legislación que regule la recolección y el reciclado del scrap electrónico a nivel nacional, en consecuencia, gran parte de la basura tecnológica es enviada a rellenos sanitarios, incinerada o exportada, ocasionando daños en el medio ambiente.

Estados Unidos es el único país desarrollado que se ha negado a ratificar el Convenio de Basilea a través del cual se regula el traslado transfronterizo de los residuos peligrosos. Como resultado, las empresas estadounidenses exportan los RAEE a diversos destinos sin tener en cuenta si recibirán un tratamiento adecuado y si será efectuado en las condiciones correspondientes.

Los RAEE requieren una gestión diferenciada de otro tipo de residuos por las sustancias tóxicas que contienen, entre ellas, plomo, cadmio, mercurio, arsénico, clorofluorocarbonos (CFC), retardantes de llama bromados (BFR) y bifenilos policlorados (PCB).

La directiva europea sobre RAEE los considera residuos peligrosos y prohíbe su incineración y el envío a los vertederos y rellenos sanitarios.

Estados Unidos, al permitir la exportación de RAEE, se ha convertido en el principal exportador de esta clase de residuos, realizando envíos ilegales y sin respetar acuerdos internacionales. Con frecuencia, se exportan a China, India y Nigeria donde predomina la mano de obra económica. Además, en estas zonas no se toman las precauciones necesarias para evitar la emisión de sustancias tóxicas que pueden afectar la salud de las personas y al medio ambiente. Por esta razón, se contamina el aire, el agua, el suelo, la vida silvestre y existen numerosos problemas de salud en la población, entre ellos, la aparición del cáncer y trastornos reproductivos.

En adición, la información contenida en las computadoras, teléfonos y otros dispositivos generalmente no es eliminada al efectuarse la recolección de los equipos, por lo cual las personas que reciben los RAEE para su reciclaje pueden tener acceso a los datos que contienen, con la posibilidad de que sean utilizados para actividades fraudulentas.

Barack Obama, presidente de Estados Unidos, declaró en noviembre de 2010: "Actualmente, la mayoría de los productos electrónicos descartados llegan a nuestros vertederos o se exportan al extranjero, creando posibles problemas de salud y riesgos ambientales y representan una oportunidad perdida para recuperar recursos valiosos como minerales de tierras raras¨.

Para ver artículo completo, click aqui.

No comments:

Post a Comment

Últimas Noticias