Cómo saber el consumo de energía y papel de tu impresora


Cuando un profesional o una pyme compra una o varias impresoras para la oficina, probablemente su principal preocupación a la hora de elegir el modelo es revisar sus especificaciones técnicas. La velocidad, las conexiones que incorpora, el precio y la capacidad de sus consumibles, la calidad que tendrán sus documentos o el espacio que ocupará en la oficina… Pero existen otros aspectos que a menudo pasan más inadvertidos aunque son igualmente importantes. El consumo eléctrico de las impresoras y el impacto ecológico que produce.

Conocer el rendimiento energético de los aparatos resulta clave para ahorrar en costes de electricidad, sobre todo para aquellas empresas que utilizan más de un equipo en la oficina. HP ha desplegado una herramienta muy valiosa que permite comparar el consumo eléctrico entre diferentes impresoras o grupos de impresoras (en este caso también podremos comparar los gastos en papel). Un ayudante que conviene usar a la hora de decidir la mejor opción para actualizar los equipos de oficina o comprar unos nuevos.

La herramienta en cuestión recibe el nombre de HP Carbon Footprint Calculator. Permite comparar el gasto energético y las emisiones de carbono de más de 3.000 modelos diferentes entre los propios equipos de la compañía estadounidense y los modelos de la competencia. Se puede comparar de manera individual modelo por modelo. Pero si se tienen varios equipos, también se pueden introducir todos estos modelos y realizar una comparativa dando distintas opciones para una posible renovación de equipos.

Para comenzar a utilizar esta herramienta, basta con visitar la página web dedicada de HP (os ofrecemos un enlace de descarga al final del artículo). En la parte derecha hay tres opciones para realizar la comparativa. La primera de ellas, “Individual”, sirve como era de esperar para poner frente a frente un modelo de HP frente a otro equipo de la marca o de otros fabricantes. Las dos siguientes opciones permiten medir el gasto energético y los costes de papel de dos o más impresoras que tengamos en la oficina, y descubrir otras opciones si estamos pensando en renovar nuestra flota de impresoras.


Comparación individual
Empezamos por la primera opción, poner dos equipos de impresión frente a frente para medir su consumo energético y sus emisiones de carbono. En este caso, uno de los dos equipos debe pertenecer a la compañía estadounidense. Lo primero que marcamos es nuestra localización y la moneda en la que queremos que se muestren los resultados. HP utiliza un coste general por kWh que podemos cambiar en el caso de que sepamos el precio exacto. Después de presionar sobre “Next”, nos saldrá una segunda ventana en la que tenemos que elegir los dos modelos respecto a los que haremos la comparativa. Como podemos ver enseguida, contaremos con un abanico muy extenso de equipos para añadir a la comparación.

Una vez escogidos, presionamos de nuevo sobre el botón “Next” y veremos los resultados del gasto energético en euros (lo cual resulta francamente útil) y las emisiones de CO2 de los dos modelos. Por defecto, se utiliza una media de 10.000 páginas impresas al año y un tiempo de uso de cinco años del equipo de impresión. Podemos cambiar estos valores con solo presionar y arrastrar las barras de la parte inferior de la ventana. Sin duda, se trata de una forma muy útil y rápida de poder saber más en profundidad el gasto de nuestro equipo y de los modelos que estemos pensando en comprar.


Comparación rápida de la flota de impresoras
En este caso, la comparación se realiza de dos o más equipos. Pinchamos en “Quick printer fleet” y escogemos la localización y el tipo de moneda en el que queremos que se muestren los resultados. En la siguiente ventana tenemos que escoger el número de empleados con los que cuenta la organización o la pyme y el número de impresiones que realiza cada uno de ellos al año. Como estimación, se toma una media de 10.000 impresiones por usuario cada año. Si no conocemos el número exacto o un acercamiento más concreto a la cifra real de impresiones, este número puede servir como estándar. Ahora tenemos que marcar con cuantas impresoras contamos en tres grupos diferentes, las impresoras pequeñas de oficina, un segundo paso de impresoras de mayor capacidad para grupos de trabajo reducidos y por último las impresoras que están pensadas para un uso más intensivo y grupos de trabajo más amplios.


La ventana número tres de este estudio nos muestra algunas prácticas que pueden reducir el consumo energético. Los puntos más interesantes son la opción de que realicemos el apagado automático de los equipos tras un día de trabajo (“Powering off dialy”) y el hecho de que la mayoría o todos los equipos de impresión cuenten con la característica de imprimir documentos a doble cara para ahorrar en papel (“HP Universal Print Driver to increase your duplex rates”). Una vez escogidos estos puntos, podremos ver una estimación sobre el gasto eléctrico y de papel y sobre el precio total que tendremos que afrontar cada año. Después de esta ventana podremos ver cómo diversas prácticas como utilizar otro tipo de impresoras o contar con herramientas como HP Web JetAdmin pueden ayudar a reducir el gasto.


Comparación completa de la flota de impresoras
El último de los modos permite un acercamiento más profundo a los gastos de nuestra flota de impresoras y permite comparar el gasto con otra flota que estemos pensando en comprar. El primero de los pasos vuelve a ser escoger cuál será la moneda en la que se muestren los resultados y la localización de las impresoras. En la siguiente pantalla debemos escoger entre el tipo de impresión principal que se realizará (en un tamaño estándar A4 o en tamaños más grandes) y el número de impresiones realizadas por nuestras impresoras al año. Después de apretar sobre “Next”, tenemos que introducir los diferentes modelos que forman parte de nuestra oficina. En la zona izquierda tenemos un recuadro para acceder rápido al modelo de impresora de HP. Basta con escribir la primera letra del modelo (por ejemplo una O para la gama Officejet Pro) y después buscar el modelo en el desplegable. Esta información se tiene que completar con la cantidad de impresoras de este tipo (Quantity) y con el número de usuarios que utilizan dicho modelo. Después presionamos sobre “Add printer”.

En el menú de la derecha podremos introducir equipos que pertenezcan a otros fabricantes. Una vez que hayamos terminado con este proceso, hacemos click en “Next”. Al igual que en la comparación rápida, podremos escoger entre diferentes prácticas que ayudan a ahorrar costes. Tras este paso previo, la herramienta de HP nos mostrará el gasto energético y de papel y las emisiones de carbono. Después de ver estos resultados también podemos escoger varias impresoras de HP para ver cómo la compra de estos equipos puede ayudar a ahorrar en costes a nuestra pyme. Sin duda, estamos ante una herramienta muy interesante y completa con la que hacernos una idea mucho más completa de los gastos que están involucrados en las tareas de impresión habituales.

Página de HP Carbon Footprint Calculator


Fuente: tuexperto.com

No comments:

Post a Comment

Últimas Noticias