Buen pronóstico para el mercado monocromo de baja gama


Por Charles Brewer, Actionable Intelligence

La recesión afectó  negativamente los mercados de gama baja de impresoras y MFP personales y de grupos de trabajo. El impacto fue tan profundo que el mercado prácticamente se derrumbó.

Independientemente de si las máquinas emplean tecnología inkjet o electrofotográfica, desde comienzos de 2009 y continuando en el 2010, la demanda del hardware de baja gama se hundió junto con las ventas de los consumibles. En los años subsiguientes, la demanda se mantuvo débil en algunos segmentos como en el mercado de tinta de función simple, el cual podría no volver a recuperarse completamente. Sin embargo, la demanda de ciertas máquinas de baja gama ha mejorado y en algunos casos los envíos de unidades del segmento y las ventas se están recuperando. Esto es lo que ha estado ocurriendo con el tercio inferior del mercado electrofotográfico monocromo, el cual está teniendo una nueva vida en los Estados Unidos, como así también en otros mercados alrededor del mundo.

Hay varios factores que impulsan las ventas del láser monocromo y de los dispositivos LED de baja gama. Tal vez el impulsor más importante sea que, independientemente de si las máquinas están instaladas en un hogar o en una oficina, la mayoría de las unidades monocromo de baja gama se utilizan para algún tipo de aplicación de negocios, de modo que las ventas de esta clase de dispositivos están creciendo a medida que más gente vuelve a trabajar. Además, a diferencia de las máquinas de alta gama, los costos de adquisición de las unidades de nivel de entrada son, por definición, bajos, así que no hay ningún proceso apreciable de decisión necesario antes de una compra. Con precios por debajo de los 500 dólares, comprar una máquina de baja gama es sencillo y los ciclos de venta son cortos.

Un factor de crecimiento que es único en el mercado posterior a la recesión, es el número creciente de trabajadores a distancia, quienes todavía requieren la capacidad de generar copias en papel y necesitan tener acceso a funciones de escaneo y fax. Las máquinas de baja gama proporcionan una gran solución. Muchas unidades recientemente enviadas con características ampliadas proporcionan otras funcionalidades con la que puede contar  el trabajador a distancia,  tal como un mayor soporte en impresión móvil.

Mientras el mercado monocromo está ubicado entre los más antiguos de la industria,  la baja gama es uno de los segmentos más dinámicos del mercado. Algunos vendedores están invirtiendo para fortalecer su posición en este espacio, mientras que otros están replanteando sus estrategias. A continuación detallaremos algunas informaciones sobre este cambio de mercado, donde seguramente encontrará datos interesantes.

El Mercado Actual
Al igual que lo han hecho durante años, los proveedores de hardware continúan mejorando la relación costo/rendimiento de sus productos, incluyendo aquellos en el mercado de baja gama. Mientras que las máquinas con los precios más bajos pueden ser bastante sencillas y limitadas, por muy poco dinero los consumidores ahora pueden comprar unidades más ricas en funcionalidades. Por menos de 200 dólares, usted puede comprar un dispositivo monocromo de función simple que imprime entre 12 y 24 páginas por minuto y viene con una interface Ethernet y conectividad Wi-Fi así también como impresión dúplex. Cada vez es más frecuente que estas máquinas proporcionen algún tipo de soporte para usuarios móviles. Aquellos dispuestos a pagar unos cientos de dólares más pueden conseguir toda esta funcionalidad mejorada en una unidad con impresión, copia, escaneo y fax. Además de ser rica en funcionalidades, el tamaño físico de los dispositivos de baja gama es cada vez más pequeño, en la medida que los fabricantes sacan al mercado dispositivos que pueden implementarse en pequeñas oficinas donde el espacio es un lujo.

El avance hacia los dispositivos de baja gama que ocupan menos espacio es bastante común en toda la industria, independientemente de si la máquina se basa en tecnología láser o inkjet. Las máquinas con impresión electrofotográfica de firmas como Brother y Samsung ahora se basan normalmente en una fuente de luz de matriz LED, que requieren menos espacio que los montajes laser tradicionales. Los motores también pueden hacerse aún más pequeños implementando los llamados toners de baja fusión, que tienden a basarse en resinas de poliéster. Esta materia prima no consume tanta energía como los antiguos toners  para fusionar en los medios, de modo que las máquinas pueden diseñarse con unidades de fusor más pequeñas.

La gran tendencia en el mercado global de hoy es ofrecer dispositivos que pueden dar soporte a usuarios móviles. Esto es cierto en varios segmentos del mercado y es un factor clave en el mercado láser monocromo de baja gama. La mayoría de los fabricantes ahora ofrecen algún tipo de soporte de movilidad de terceros como AirPrint de Apple o Google Cloud Print, así como propias soluciones. Las máquinas de baja gama que comercializa HP, por ejemplo, se envían con su tecnología ePrint como así también Apple AirPrint. Dell incluye su Dell Mobile Print y las soluciones de Apple y Google con sus máquinas de nivel de entrada y Samsung incluye su Mobile Print App con sus máquinas de baja gama.  Las OEM también se unieron para formar la Mopria Alliance que discutiré más adelante, alianza que promete impulsar más impresión desde dispositivos móviles.

Vea el artículo completo, click aqui.

No comments:

Post a Comment

Últimas Noticias