Brother busca mantener su crecimiento de 30% en Uruguay

La empresa japonesa está presente en el mercado tanto con su negocio de máquinas de coser como con el de impresoras desde 2002; ahora tendrá un centro logístico en el puerto


Tal vez el nombre Brother suene más anglosajón que japonés. En 1908, año en que los hermanos Yasui fundaron su empresa –dedicada en un principio a la fabricación de máquinas de coser–, los productos norteamericanos eran “sinónimo de calidad” a diferencia de la mercadería de origen nipón.

Con este concepto en mente, la empresa creció hasta que en 1954 logró abrir una subsidiaria en Estados Unidos –Brother International Corporation– de la cual dependería el resto de los negocios que más adelante florecerían en toda América.

Fue a partir de 1960 que el negocio se comenzó a diversificar, motivo por el que hoy la compañía produce, además de sus máquinas de coser, una amplia gama de productos que van desde impresoras de etiquetas, máquinas de escribir, impresoras simples y multifunción, máquinas de sellos, escáneres, entre otros.

Actualmente el gigante nipón cuenta con 19 plantas de producción y 40 empresas de ventas operando en todo el mundo. En 2002 Brother puso el ojo en Uruguay y desembarcó con sus productos que hoy se pueden encontrar en las grandes superficies gracias a cuatro distribuidores de la marca: Tabers en la calle Isla de Flores, Emme Sistemas en Carlos Quijano y Districomp en su local de Magallanes en lo que respecta a impresoras, etiquetadoras y escáneres. El cuarto distribuidor y único de máquinas de coser es Comita, en la calle Canelones.

Desde hace unos pocos meses, Brother ha encarado su primer campaña institucional -que incluye vía pública, gráfica y medios digitales-, relacionada al lanzamiento de su sitio web para Uruguay (www.brother.com.uy). Con esto, la empresa apunta a sostener el crecimiento que ha tenido hasta ahora en Uruguay. Según contó el director de Operaciones de Brother de Uruguay, Argentina y Paraguay, Fernando Hecker, la marca creció 30% en el último año y la idea es “mantener ese porcentaje”.

“La campaña responde a que consideramos que en Uruguay somos un pez bastante grande, a diferencia de Argentina donde la competencia es mayor. Sabemos que los usuarios ya nos conocen pero queremos mostrar que la empresa está presente”, explicó el ejecutivo.

Los motivos de su crecimiento son varios: su aumento en la participación en los principales entes del gobierno por medio de licitaciones, el posicionamiento en las principales cadenas de retailers a lo que en este último año se sumó la campaña “Vuelta a Clases” que ofrecía una impresora láser de hogar, y la apuesta al mercado corporativo .En Uruguay, el 80% de los negocios responden a sus líneas de impresoras mientras que el otro 20% a las máquinas de coser.

Un nuevo centro logístico
Como respuesta al crecimiento que ha tenido la empresa en Uruguay, Brother inauguró el pasado 7 de noviembre un nuevo centro de distribución regional para almacenar sus productos que luego serán distribuidos hacia los mercados de Argentina, Paraguay y Uruguay.

Para eso, Brother eligió a la empresa dedicada a brindar soluciones en comercio exterior Lobraus. Este centro tendrá 2.000 metros cuadrados en el Puerto de Montevideo bajo el régimen de puerto libre. De ese metraje, 1.500 se utilizarán para almacenar la mercadería que saldrá con destino a Argentina y Paraguay y los otros 500 para Uruguay.

“Lobraus nos pareció una empresa profesional. Tenemos un contrato a dos años que es prorrogable”, explicó Hecker, quien señaló que la forma en que está hecho el depósito les permite evitar daños en la mercadería y controlar mejor el inventario.

En lo que va de 2014 y el primer trimestre de 2015, Brother tendrá 19 nuevos productos lanzados en el mercado uruguayo. Uno de los más novedosos es una impresora digital textil, y una nueva máquina de coser que sirve para hacer manualidades.

Para Hecker, uno de los principales diferenciales de los productos que comercializa Brother es que parten de desarrollos que la empresa realiza en sus propias fábricas, ubicadas la mayoría en Asia.

Fuente: www.elobservador.com.uy

3 comments:

Unknown said...

.

Unknown said...

Quisiera entender cual es el negocio para Brother en Uruguay, ya que su representante vende directamente a pequeños, mediano y grandes clientes impresoras con garantía de hasta 8 años utilizando cartuchos genéricos u alternativos. La lucha encarnizada por copar la plaza está planteada entre Romis Nelimar y Emme vendiendo al estado y cualquier otro cliente de mediano volumen, destrozando el mercado y no respetando las politicas que son premisa para cualquier marca cómo respetar la utilización de insumos originales.

Unknown said...

Sin hablar de la falta de ética de ambos en no dejar el canal para los distribuidores.

Post a Comment

Últimas Noticias