Monday, February 18, 2019

Brother HL-J6000DW, análisis de esta impresora profesional a3 de tinta

Así es la impresora Brother HL-J6000DW, un equipo de tinta con impresión automática a doble cara, capacidad de imprimir en A3 y mucha capacidad de papel.


La Brother HL-J600DW es una impresora de inyección de tinta para la oficina. Lejos quedan ya los días en los que había una división clara entre los equipos de tinta para casa y las láser para el entorno profesional. La HL-J6000DW es una impresora que cumple con lo que se espera de un equipo profesional, con una calidad de impresión similar a la láser, buenas velocidades de impresión y la opción de trabajar con formatos grandes (documentos en A3).

Para evitar tener que cargar continuamente el papel, contamos con dos bandejas estándar y una bandeja multipropósito en la parte superior. Y tampoco podían faltar las opciones para imprimir directamente a través del móvil (por medio de una app o con un complemento de Android o AirPrint), un puerto USB para usar pendrives y una pequeña pantalla táctil LCD desde la que controlar las funciones básicas de la impresora.

La Brother HL-J600DW se puede comprar desde la tienda oficial de Brother a un precio de 431 euros. En este artículo te desgranamos las principales características de esta impresora de tinta para el entorno profesional.

Ficha de la impresora Brother HL-J6000DW

Tipo
Inyección de tinta, hasta A3
Funciones
Impresión con doble cara automática
Color/Mono
Color
Velocidad
22 ppm en color (11 ppm a doble cara)
Resolución máxima
4.800 x 1.200 ppp
Ciclo Mensual
Hasta 2.000 páginas al mes (ciclo recomendado)
Escáner
No dispone
Copia y fax
No dispone
Pantalla
Pantalla táctil de 6,8 centímetros
Conexiones
WiFi, WiFi Direct, Ethernet, NFC, un puerto USB 2.0, impresión móvil, Mopria, AirPrint
Entrada y salida de papel
2 x Bandeja de entrada de 250 hojas + bandeja multipropósito de 100 hojas (todas ellas con opción de cargar hojas en A3)
Salida de 100 hojas boca arriba
Dimensiones y peso
57,5 x 47,7 x 37,9 centímetros / 19,5 kilos
ADF
No dispone
Fecha de lanzamiento
Disponible
Precio

Buenas velocidades de impresión
No hay duda de que una de las características que se le pide a una buena impresora de oficina es la rapidez de impresión. Y la Brother HL-J6000DW cumple bien con este punto. Sus velocidades se sitúan en las 24 páginas por minuto en blanco y negro y 22 páginas por minuto en color, según los datos oficiales de la compañía. Como ya es habitual en gran parte de los modelos del mercado, también tenemos impresión a doble cara automática para ahorrar en costes de papel. En este caso, la velocidad baja hasta las 12 páginas por minuto en blanco y negro y 11 páginas por minuto a color.
Son velocidades buenas, aunque no llaman tanto la atención. Lo que sí impresiona es que para la primera impresión tengamos un tiempo de tan solo seis segundos. Una velocidad muy interesante si estamos acostumbrados a imprimir en la oficina documentos cortos. Hay que tener en cuenta que esta velocidad es orientativa y depende de varios factores, como el tamaño del documento (la impresora tiene que procesarlo al enviarlo a imprimir) o la calidad de la red WiFi.

La resolución máxima de impresión es de 4.800 x 1.200 píxeles. En nuestras pruebas ha dado un buen resultado con un acabado profesional similar a las láser.
 
Versatilidad y manejo de papel
Es evidente que la Brother HL-J6000DW es un modelo pensado para las pymes y empresas que trabajen habitualmente con soportes grandes (A3). Es una de las señas de identidad de la compañía japonesa, que lleva muchos años apostando fuerte por impresoras compatibles con este formato. Lo mejor es que podemos trabajar con documentos A3 a través de sus tres bandejas de entrada.
 

Las dos bandejas del frontal tienen una capacidad de entrada de 250 hojas. La superior es capaz de admitir soportes con un gramaje máximo de 220 grs, mientras que la bandeja inferior solo llega hasta los 120 grs. La tercera bandeja es la multipropósito, que se sitúa en la parte superior trasera y también alcanza un gramaje máximo de 220 grs. La ventaja que aportan es que podemos llenar cada bandeja con un tipo de documento distinto y así no es necesario cambiar la configuración de la impresora en cada momento.

Se trata de un modelo pensado para trabajar de una forma continua, pero no con una carga de trabajo muy alta. En concreto, el ciclo mensual recomendado se sitúa en las 2.000 páginas mensuales, con un ciclo mensual máximo de 30.000 impresiones para los periodos de mayor producción.
 

Cartuchos de tinta XL
A la hora de apostar por una impresora profesional, un aspecto clave es la opción de apostar por los cartuchos XL (o tóner XL en el caso de las impresoras láser). Es cierto que es una inversión mayor, pero si se imprime bastante carga el ahorro se hace patente bastante rápido. En el caso de la HL-J6000DW, contamos con cartuchos de capacidad normal que nos dan para unas 3.000 páginas en negro (38,19 euros) y para 1.500 páginas en cian, magenta y amarillo (25,30 euros cada uno).
En el caso de apostar por los cartuchos de tinta XL, esta cantidad sube hasta las 6.000 páginas en negro (71,05 euros) y 5.000 páginas en cian, magenta y amarillo (66,61 euros cada uno).

 
Diseño y control táctil
No hay que olvidar que estamos hablando de una impresora A3. Eso es algo que enseguida se puede apreciar en el tamaño y que hay que tener en cuenta a la hora de colocarla en la oficina y el despacho. Y es que estamos ante una impresora grande a lo ancho y a lo largo (no tanto a lo alto). En concreto, sus dimensiones son de 57,5 x 47,7 x 37,9 centímetros, algo que puede dificultar su colocación si nos encontramos en una estancia con espacio reducido.

En cuanto a su propio aspecto, se ha decidido optar por el color blanco a lo largo de su superficie excepto por el panel donde se aloja la pantalla y la bandeja de salida. Estas dos zonas tienen una tonalidad gris. Es bastante atractiva a la vista y funcional. Por ejemplo, podemos inclinar la zona de la pantalla para que resulte más cómoda. El acceso a los cartuchos se hace a través de un compartimento en la zona derecha. Este está bien marcado con el icono de un par de gotas y una pestaña que se abre fácil con el dedo.

 
También me parece bien seleccionado el espacio para el puerto USB, también marcado por un icono superior. Quizás el único punto que me parece menos intuitivo es el del puerto Ethernet, que se coloca en el interior de la propia impresora y requiere abrir su tapa. Eso sí, una vez lo hemos colocado nos olvidamos de él, así que no resulta molesto. También el acceso a la bandeja multipropósito resulta muy cómodo, ya que se encuentra en la zona superior y permite manejar los distintos tamaños de soporte con una regla.

 
En definitiva, un diseño funcional que cumple con creces la facilidad de uso que deberían buscar todas las impresoras profesionales.

Antes hemos pasado muy rápido por la pantalla táctil de 6,8 centímetros, y es desde aquí donde se maneja la impresora. La interfaz es sencilla y no necesita curva de aprendizaje (como si ocurre en algunas impresoras profesionales). A la derecha del panel tenemos tres botones para volver atrás, ir a la pantalla principal o cancelar un trabajo de impresión. En el propio panel hay tres iconos para el acceso a las funciones, a los ajustes y a revisar los niveles de tinta. Dichos niveles de tinta ya te muestran la capacidad actual de cada cartucho sin necesidad de acceder. En la parte superior tenemos un cuarto botón para configurar la WiFi.

 
Al ser una impresora sin funciones de escáner y copia, no hay demasiadas funciones. Estas incluyen la impresión segura (muy interesante para evitar miradas indiscretas) y el acceso a distintos servicios de la nube como OneNote o Dropbox. Dentro de los ajustes encontramos una función útil si tenemos que trabajar con la impresora en el mismo cuarto y no tenemos mucha prisa: el modo silencioso. No es que deje de hacer ruido, pero si baja el nivel. Eso sí, no se trata de un equipo especialmente ruidoso en el modo normal.

 
Conexiones e impresión móvil
Como es ya casi una obligación en las impresoras modernas, la Brother HL-J6000DW es un equipo muy completo en cuanto a conexiones se refiere. A nivel físico, contamos con puerto Ethernet para conectarlo a la red y su puerto USB para pendrives. Y sin cables las opciones se multiplican. Además de la conectividad WiFi habitual, también incluye WiFi Direct. Esta tecnología permite crear una red WiFi propia de la impresora para conectarse directamente desde el dispositivo desde el que vas a imprimir. La opción es interesante en casos como que venga un cliente a tu empresa y no quieras que se conecte a la red de la misma.

Por otra parte, también contamos con diferentes opciones para imprimir a través del móvil sin necesidad de cables. Por ejemplo, por medio de la tecnología AirPrint en los iPhone o iPad. Android también tiene desde hace un tiempo un protocolo similar, Mopria. La ventaja es que podemos imprimir documentos desde cualquier app a través del menú de Android (sin necesidad de instalar una aplicación específica). Hablando de app específica, Brother también tiene su propia aplicación Brother iPrint&Scan para manejar la impresora y visualizar el estado de los cartuchos. Por último, contamos con tecnología NFC para imprimir a través del móvil por contacto.

 
Precio y opiniones
La Brother HL-J6000DW se puede encontrar ya a la venta en España por un precio de 431 euros. Es una impresora dirigida a un público específico: por un lado, que trabajen habitualmente con soportes de impresión en A3. Y además, que no necesiten funciones extra de copia, escaneo y fax. Si entras dentro de ese público te vas a encontrar con un equipo fiable, con velocidades de impresión notable y un buen acabado de las impresiones. Con distintas opciones de impresión móvil y la presencia de un puerto USB para poder llevarte tu pendrive e imprimir sin más configuraciones. Y todo ello con la opción siempre interesante de comprar cartuchos de formato XL para ahorrar en costes.

 
Fuente: Tuexperto.com

No comments:

Post a Comment