Monday, April 22, 2019

Imprimiendo en el siglo XXI: redescubriendo el rol de la impresora


La impresora ha vivido una importante evolución con el paso de los años, una realidad que hemos podido ver perfectamente reflejada no solo en los cambios que se han producido a nivel rendimiento, sino también en las nuevas funciones que han ido recibiendo.

Antaño una impresora era un dispositivo bastante limitado, tenía un precio elevado y era además muy costoso de mantener. Hoy empresas como HP comercializan una gran variedad de impresoras profesionales a precios muy económicos que son capaces de ofrecer un alto nivel de prestaciones y tienen, además, un coste de mantenimiento muy bajo, gracias al valor que ofrecen servicios como HP Instant Ink.

Hace unos días tuvimos la oportunidad de descubrir el valor que ofrece la impresión en papel, y hoy queremos profundizar en el valor que tiene la propia impresora dentro de una pyme. Para ello vamos a tener que redescubrir el rol que juega dicho dispositivo a nivel profesional.

Mucho más que imprimir
Una impresora de última generación es capaz de hacer muchas cosas. Atrás quedaron aquellos tiempos en los que una impresora se limitaba a imprimir, ahora podemos centralizar diferentes tareas sobre ella, utilizarla de forma directa y también integrarla en la red de nuestra empresa.
Todo esto ha cambiado de forma radical la idea tradicional de puesto de trabajo asociada a un ordenador y una impresora. Las impresoras profesionales de HP no solo permiten copiar y escanear documentos, también cuentan con funciones de fax y vienen con una pantalla táctil integrada que hace que ya no dependamos de un ordenador para poder trabajar con ellas.

Pero esto no es todo, muchos modelos también integran aplicaciones que permiten descargar documentos directamente de la nube, visualizarlos y proceder a imprimirlos. Esto, unido al soporte de impresión móvil y a la conectividad inalámbrica, ha potenciado el papel de la impresora en un entorno profesional y además ha marcado, como dijimos, un punto de inflexión al permitir la creación de nuevos entornos de trabajo.

¿Qué podemos hacer con una impresora profesional de última generación?
Ya lo hemos visto con detalle en las líneas anteriores. De ellas podemos sacar en claro el valor que tiene actualmente una impresora en cualquier entorno profesional, pero para terminar vamos desglosarlo en una serie de ventajas concretas que nos ayudarán a entender mejor su importancia:
Afrontar un proceso de transformación digital, gracias a sus funciones de escaneado y gestión documental.
• Implementar políticas de trabajo basadas en la nube.
• Trabajar de forma inalámbrica y reducir el cableado.
• Potenciar políticas BYOD.
• Crear nuevos entornos de trabajo, simplificados y mucho más flexibles.
• Reducir la dependencia del PC de los trabajadores para ser productivos.
• Permite centralizar por completo diferentes cargas de trabajo.
• Sacar adelante nuestros proyectos profesionales sin depender de fuentes externas.

Fuente: www.muypymes.com

No comments:

Post a Comment