Wednesday, September 11, 2019

Brother renueva su catálogo de impresoras portátiles térmicas


Brother acaba de sacar al mercado una nueva gama  impresoras portátiles térmicas, en las que se incluye la serie PJ-700 de impresoras portátiles A4 para imprimir en cualquier lugar documentos que requieren una información más amplia y detallada, así como productos que imprimen en tamaños más pequeños.

Imprime documentos en formato A4, mayor que el habitual
Imprimir documentos en movilidad no es sencillo. Las impresoras portátiles térmicas más habituales de 3” no permiten la incorporación de muchos detalles, por ello están limitadas a imprimir facturas simplificadas. Esto resulta problemático para aquellos profesionales que necesiten una factura ordinaria con los detalles para deducirse el IVA, o imprimir facturas en formato normalizado -A4- para archivarlas o enviarlas a terceros. La serie PJ-700 de Brother permite mostrar toda la información cuando hay que conocer más detalles sobre el trabajo realizado o las condiciones de contratación para crear una factura completa con formato ordinario.

Además, permite imprimir rápidamente cualquier documento en cualquier lugar, ayudando disminuir el riesgo de errores administrativos y por escritura a mano, así como a reducir el tiempo dedicado al papeleo, algo fundamental para los servicios de emergencia, el sector sanitario, los transportistas o incluso los profesionales del sector retail.

Con tan solo 26cm de ancho y 480gr de peso (sin batería), la serie PJ-700 de Brother ofrece una solución de impresión móvil duradera, resistente y fácilmente transportable en una bolsa o vehículo, por lo que resulta muy útil para multitud de aplicaciones verticales. Puede conectarse a tomas de CA y CC en vehículos, y dispone de conexión USB, Bluetooth y WiFi (según modelo), permitiendoimprimir documentos rápidamente y sin cables.

Impresoras portátiles térmicas: las grandes aliada de los trabajadores móviles
No todas las tecnologías de impresión resultan adecuadas para los trabajadores en movilidad, puesto que no es lo mismo trabajar desde casa o en la oficina – donde suele haber una impresora de sobremesa convencional- que fuera de ella, donde no se dispone de un puesto físico donde poder imprimir o modificar documentos en el momento si se requiere.

Por eso, la tecnología térmica se ha convertido en la perfecta aliada para los profesionales de la industria de transportes y logística, del sector de los servicios técnicos y de mantenimiento, o incluso de los tatuadores, ya que, entre otras cosas, permite crear contratos o facturas en el momento, y ofrece una elevada calidad de impresión en los detalles.

El único consumible necesario para imprimir con un dispositivo de impresión térmica es el papel, que reacciona al calor que el equipo emite a la hora de imprimir. Están disponibles en rollos continuos o pre-cortados y tienen una durabilidad de hasta 5 años.

Al contar con menos piezas móviles que otros dispositivos y no necesitar consumibles, las impresoras térmicas requieren de una asistencia mínima, reduciendo drásticamente los costes de mantenimiento y el TCO, así como el tiempo empleado en resolver incidencias.

Su diseño robusto y compacto, adaptado a las condiciones de uso extremas, y la ausencia de consumibles comentada, evita a su vez derrames o fugas mientras se transportan, permitiendo su instalación sobre cualquier superficie, ya que no son sensibles a su orientación e imprimen en cualquier posición. Además, son muy fáciles de utilizar y su implantación se traduce en una reducción drástica de los errores habituales por documentos manuscritos.

Fuente: Revista Byte

No comments:

Post a Comment