Desmontando el mito de la sociedad sin papel

A pesar de la proliferación de los dispositivos móviles, el 53% de las familias europeas todavía necesita imprimir documentos en casa una o dos veces por semana, lo que desmonta el mito de que estamos llegando a una sociedad sin papel. Desde los padres hasta los más jóvenes, la generación dependiente de la tecnología, la mayoría de las familias europeas necesita habitualmente hacer uso de una impresora. Los documentos oficiales como la declaración de la renta, los formularios de registro o las fotos de pasaporte o documento de identidad, además de cartas oficiales para el trabajo o la escuela, tarjetas de embarque o los deberes de los niños, encabezan la lista de lo que más imprimimos en casa, según un estudio encargado por Epson.

En octubre del año pasado se registró, por primera vez en la historia, un dato realmente impactante: que en el mundo había más dispositivos móviles activos que personas, según los datos de analistas digitales de GSMA Intelligence. Pero, a pesar de ello, para los documentos importantes -tales como contratos o facturas- el 40% de las familias españolas afirma que suele preferir una versión impresa antes que una copia electrónica. Así se desprende de la investigación europea llevada a cabo con padres de niños con edades comprendidas entre los 5 y los 16 años, realizada por la principal empresa tecnológica de imagen digital: Epson.

La investigación ha revelado que todavía no nos fiamos totalmente de la tecnología. Más de dos tercios (74%) de los españoles han respondido que prefieren tener una copia física de los documentos importantes por la garantía que supone disponer de una buena copia en papel. Otro 37% afirma que les preocupa que la tecnología les pueda dejar sin acceso a documentos en algún momento.
El sentido práctico también es un factor importante a la hora de decidirse a imprimir documentos, en lugar de conformarse con la versión electrónica. En muchos casos, los documentos importantes sólo son válidos en su versión en papel. Un 40% de los españoles afirma que tiende a imprimir los documentos porque necesitan una firma física, mientras que el 30% remitía al requisito legal de disponer de una versión en papel. Así, destaca que por un lado, muchas organizaciones españolas todavía no están preparadas para aceptar y procesar documentos electrónicos y, por otro, que determinados requisitos gubernamentales y legales no hacen uso del formato de documento electrónico.


MariaOrs, responsable de producto de Epson, afirma: "Las familias comparten y envían miles de documentos cada año, desde los deberes de los niños hasta devoluciones de impuestos, cartas oficiales o formularios de renovación. Hemos descubierto que, a menudo, el papel sigue siendo el método preferido en los hogares europeos, a pesar del aumento del consumo de la tecnología móvil. No solemos fiarnos de que la tecnología no nos vaya a dejar en la estacada -por eso preferimos una copia en papel, en caso de que nos falle la cobertura del móvil o la batería. O, sencillamente, cumplimos el requisito de que determinados documentos solo pueden estar en papel". "Lo que es cierto es que la impresión en papel se encuentra en buen estado. Nuestra expectativa es que las familias seguirán considerando la impresora una herramienta importante en su equipamiento tecnológico para el hogar".

Para las familias que imprimen con frecuencia, la nueva gama Epson EcoTank es un gran modo de ahorrar en costes continuos de impresión, gracias a las botellas de tinta que permiten imprimir miles de páginas y duran dos años en la mayoría de los casos. La investigación fue realizada por OnePoll, con una muestra de 8.000 padres europeos con hijos con edades comprendidas entre los 5 y los 16 años.

Fuente: www.industriagraficaonline.com

No comments:

Post a Comment

Últimas Noticias