El chip adhesivo de Xerox, listo

Añade inteligencia a los recambios de los cartuchos



Con el chip de Xerox, el logotipo de EL MUNDO en metacrilato pasaría a ser infalsificable.

El silicio tendrá que compartir trono. El grupo norteamericano comercializará a partir de enero un chip impreso que puede revolucionar tanto los sistemas de protección de marca y seguridad de producto como los objetos físicos, que pasan a ser inteligentes.Una de las claves es su memoria: de 4 a 36 bits. Es una de las estrellas del TaxStamp que se celebra en Miami

Las primeras aplicaciones del chip impreso diseñado por Xerox con la revolucionaria tecnología de Thinfilm se verán en una nueva impresora -que se convertirá de ese modo en un objeto inteligente (smartconsumable en la terminología de la firma norteamericana)- y en el timbre de las cajetillas de tabaco de un país «de la suficiente entidad como para marcar una referencia a nivel mundial», según explica a INNOVADORES Patrick de Jong, portavoz de la compañía. De hecho, el chip impreso de Xerox es una de las grandes estrellas del TaxStampForum que se celebra esta semana en Miami (Florida,EEUU), donde tendrá lugar una de sus grandes puestas de largo a nivel mundial.

Las primeras unidades, a un precio de 10 céntimos cada una, saldrán de la nueva planta de Xerox en Rochester (Nueva York) en enero. Son circuitos electrónicos únicos, fabricados con una sofisticada impresora en 3D que superpone cinco capas distintas de material sobre una superficie que puede ser flexible y extremadamente pequeña. A partir de 2016, el silicio tendrá que compartir trono.

Una de las claves es su memoria. No, no hablamos de gigas, ni de megas, ni siquiera de 1 K: El máximo que almacenan son 36 bits... ¡y pueden convertirse en una revolución! La memoria retiene los datos durante 10 años, o hasta que se reescribe, o incluso hasta que se le haya indicado que debe autodesactivarse (killfeature).
La información se transmite por contacto físico a un lector dotado de una pequeña placa ASIC. El hecho de que haya que tocar el chip impreso constituye una de sus grandes características diferenciales frente a otros sistemas similares, y Xerox quiere convertirla en una oportunidad: permite transferir información sin necesidad de Internet (offline) y, por consiguiente, es imposible de hackear.

¿Por qué ha decidido Xerox imprimir y no fabricar? «Porque la impresión permite personalizar, customizar el chip al máximo con un coste realmente bajo», apunta De Jong. El plan de negocio del gigante norteamericano para su ingenio contempla dos grandes bloques de aplicaciones: las relacionadas con la protección de la marca y la seguridad del transporte y la logística global, y las orientadas a dotar de inteligencia a objetos físicos.


Xerox ha detectado que una de las industrias más interesadas en la primera es la farmacéutica, que combate contra un enorme volumen de productos ilegales convertidos desde hace tiempo en una amenaza sanitaria global. Hay un dato elocuente: se desconoce el origen de alrededor del 50% de las medicinas que circulan por el mundo. En continentes como África más de la mitad de los medicamentos son falsos.

Desde los años 70, la tecnología de protección más utilizada ha sido el código de barras en los envoltorios, pero eso ya no es suficiente. Parc, el laboratorio mundial de Xerox, ha trabajado en un desarrollo de la tecnología del chip impreso de Thinfilm que permite aunar las ventajas de ambas soluciones para que el producto sea imposible de falsificar. El lector se descarga un código de autenticación de cualquier Optical Visible Code (como las barras o el QR) y otro código de autenticación del chip impreso. Ambos pueden ser encriptados con la tecnología de Parc, en lo que supone una de sus grandes innovaciones; un algoritmo verificará que son los correctos y dará el visto bueno.

«Estamos hablando con la WorldCostumerOrganization porque consideramos que puede ser también una herramienta fundamental para los agentes de aduanas», indica De Jong. Uno de los desarrollos previstos es convertir los timbres de alcohol y tabaco en un instrumento imposible de falsificar evitando así el fraude fiscal. No es un asunto menor. SegúnAltadis, el 11% del tabaco que se fuma en España es ilegal.

En cuanto a la segunda gran aplicación del chip impreso, Xerox utiliza el término smartconsumable para describir las posibilidades que ofrece la implantación de un adhesivo inteligente a cualquier objeto físico. «En medicina, por ejemplo, se puede añadir inteligencia a los recambios, con un adhesivo que contabilice el número de veces que se utiliza un medicamento», explica su portavoz.

Es natural que un especialista en impresoras y tóner haya decidido probar su chip en una de ellas para añadir inteligencia a los recambios de los cartuchos.

Fuente: www.elmundo.es

No comments:

Post a Comment

Últimas Noticias