Monday, April 18, 2016

¿Cómo será el año para las OEM?


Después de un 2015 de contracción de ventas y beneficios, las OEM esperan un cambio en las tendencias. El reconocido observador de mercado Charles Brewer analiza cómo fue el cierre del año pasado y cuáles son los posibles pronósticos para el 2016.

Por Charles Brewer

Para la mayoría de las empresas en la industria de impresoras, el 2015 no fue un año excepcional. En general los proveedores de hardware y suministros lidiaron con problemas persistentes de exceso de capacidad y caída de volúmenes impresos. Mientras que la economía en los Estados Unidos creció modestamente el año pasado, otras regiones no fueron tan afortunadas y los proveedores registraron ventas decrecientes. Mercados que hace tiempo parecían prometedores como Brasil y Rusia, luchan contra la recesión y esperan seguir así este año. Incluso la economía de China se ha enfriado y muchos temen que se enfriará aún más en el 2016.

La mayoría de las OEM no informaron hasta ahora sus números finales del año 2015, pero mucho de lo que vi del año pasado indica que los proveedores de hardware tuvieron una declinación de ventas y ganancias. Lamentablemente, la noticia fue particularmente mala en el segundo semestre del año, lo que sugiere que los problemas persistirán en el 2016. Las ventas bajaron junto con los envíos de unidades y los beneficios en la mayoría de las empresas contratadas de impresoras y copiadoras. Ni los Estados Unidos ni las empresas japonesas se muestran optimistas sobre el año en curso.

El mercado para equipos de impresión en los Estados Unidos fue tal vez el más fuerte del mundo en el 2015, pero la industria nacional y los canales que lo apoyan sintieron el impacto adverso de la feroz competencia global. Muchas empresas se vieron obligadas a recortar drásticamente los precios y a apretar los ya reducidos márgenes. En lo que era claramente un mercado comprador, los consumidores iniciaron la búsqueda de ofertas, lo que conduce a futuras reducciones de precio. Incluso empeorando la situación para las empresas con negocios en el extranjero, el dólar se consolidó durante el 2015. Esto fue especialmente difícil para los vendedores de hardware con base en los Estados Unidos (Hewlett-Packard, Lexmark y Xerox) porque tuvieron que competir con productos comercializados por empresas japonesas, con un yen debilitándose continuamente. Incluso los fabricantes japoneses de hardware mostraron signos de angustia en 2015 a medida que avanzó el año.

Ver artículo completo, click aqui.

No comments:

Post a Comment