Wednesday, August 29, 2018

Seis pasos para empezar un negocio de impresión por sublimación


¿Ha decidido abrirse camino en el sector de la sublimación? Para comenzar, le detallamos los seis pasos primordiales para iniciarse en la sublimación.

Primer paso: planificación
Antes de empezar, es necesario planificar lo que va a hacer y determinar el tipo de negocio que quiere crear. Estas son algunas preguntas que debe plantearse:

¿Qué clase de productos quiere vender?
¿Qué demanda existe de dichos productos?

¿Cómo tiene previsto vender los productos?

¿Cuánto espacio necesitará para fabricar o vender los productos?

¿Qué presupuesto tiene para invertir en los gastos iniciales?

¿Cuánto tiempo tardará en recuperar la inversión inicial?

¿Qué tipo de plan de producción necesita para mantener y expandir el negocio?

Una vez tenga las respuestas a estas preguntas, puede pasar a investigar qué necesita para empezar.

Segundo paso: investigación
Existen varias clases de impresoras por sublimación, prensas térmicas, papel, soportes, accesorios y otros elementos necesarios para crear el negocio. También hay que pensar en los sistemas informáticos, el espacio de trabajo, los servidores, el sitio web, las licencias, el software, la contabilidad y muchas otras necesidades del negocio que deberá pensar en comprar.

El paso siguiente consiste en saber qué necesita exactamente para lanzar el negocio. Investigar es fundamental, ya sea para conocer qué suministros ofrece el mercado o para saber qué clase de homologaciones, licencias y seguros necesita para tener un negocio en su zona. Dedique todo el tiempo que haga falta a informarse.

Tercer paso: inversión
Ahora que ya sabe lo que quiere comprar, es hora de invertir. Puede ser tentador comprar equipos o suministros de marcas poco conocidas o más baratas, pero en realidad es uno de los errores más comunes al empezar un negocio.

En el segmento de la decoración de productos, tanto pagas, tanto recibes, así que a la larga sale a cuenta invertir en impresoras, tintas, prensas, papel y soportes de calidad, ya que duran más y producen impresiones mejores y más uniformes; y todo eso se traduce en menos consumibles y tiempo perdido.

Cuarto paso: experimentación
Una vez adquirido el equipo, es hora de usarlo. Puede ser intimidante ver llegar las enormes cajas que contienen todo el equipo de impresión por sublimación. No obstante, hay que considerar este momento como una fase de ensayo, error y mejora. Si se lo plantea de este modo, verá que esa sensación abrumadora va desapareciendo.

Empiece a utilizar el equipo para aprender cómo funciona la creación de proyectos, la impresión y la prensa térmica. Imprimir por sublimación tiene algo de arte, así que varía ligeramente para cada usuario. Estas diferencias existen porque la combinación de tiempo, temperatura y presión cambian de un sitio a otro, en función del soporte e incluso según la impresora y la prensa.

Resérvese una semana o dos para aprender a manejar el equipo y encontrar la combinación adecuada de color, temperatura, tiempo y presión para sus productos. Desarrolle un sistema de producción, una gama de productos, muestras, imágenes, paletas y otros elementos esenciales que necesite para comercializar los productos.

Quinto paso: perfeccionamiento
Una vez definidos los mercados, productos, sistemas y estrategias comerciales, dedique unos meses a entrar en los mercados objetivo antes de evaluar los resultados. Tome un poco de distancia y fíjese en lo que se vende y lo que no, en las opiniones de los clientes y en las opciones que no ha tenido en cuenta.

Puede que haya más demanda de personalización y menos de productos estándares. Tal vez haya vendido más a la manera tradicional que a través de internet. A partir de estos datos, perfeccione la estrategia de ventas y de desarrollo de los productos.

Sexto paso: evaluación
Al cabo de unos seis meses, analice los resultados del negocio y piense en los objetivos que quiere alcanzar al final del primer año. Plantéese estas preguntas:

¿Ha recuperado la inversión inicial? En caso negativo, ¿qué puede hacer para conseguirlo antes?

¿Ha obtenido beneficios suficientes o se limita a intentar cubrir gastos? Si le cuesta mucho ser rentable, puede que tenga que reexaminar su estrategia de precios para asegurarse de que genera beneficios suficientes para pagar todos los gastos, su sueldo incluido.

¿Qué cuota de mercado tiene? ¿Es suficiente, o necesita maneras nuevas de ampliarla?

¿Existen otras oportunidades de negocio en sus mercados que podría aprovechar? Si es así, ¿cómo puede conseguirlo? ¿Es el momento oportuno?

¿Qué resultados quiere alcanzar al final del primer año en materia de tamaño de la empresa, ingresos, alcance, etc.?

¿Qué objetivos quiere haber cumplido al final del primer año? ¿Qué objetivos quiere lograr al año siguiente?

¿El negocio que ha creado es lo que esperaba?

Estos seis pasos son de gran utilidad para emprender un negocio de impresión por sublimación.

Téngalos siempre presentes durante los altibajos del negocio y manténgase fiel al plan que haya diseñado.

Un enfoque estratégico y disciplinado suele ser la mejor manera de construir un negocio de futuro. El éxito le espera.

Fuente: www.industriagraficaonline.com

No comments:

Post a Comment