Impresión sostenible; así está avanzando el sector

¿Qué se está haciendo hoy y cómo las empresas de impresión pueden volverse más sostenibles? Repasamos como el sector avanza en tecnologías, materiales y prácticas cada vez más respetuosas con el medio ambiente.

Según Naciones Unidas, es posible que se requieran recursos equivalentes a tres planetas para mantener nuestro estilo de vida actual cuando la población alcance los 9.700 millones para 2050. Esta estadística es parte de los datos recopilados para los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible que comenzaron en 2015.

Hoy entendemos lo importante que es que todos pongamos de nuestra parte para conservar el planeta para las generaciones futuras. Y la industria de la impresión no es una excepción. La sostenibilidad ha sido algo más que una palabra de moda en los últimos años. Las innovaciones y revisiones han creado varios cambios para hacer que los procesos y productos sean más sostenibles en la industria de la impresión. Aplicar estas prácticas sostenibles ayudará a las empresas a orientar su actividad hacia caminos más responsables.

¿Qué es la sostenibilidad?

Si bien es probable que todos comprendamos qué es la sostenibilidad, incidir en este concepto sigue siendo útil, especialmente en el contexto de la industria de la impresión. La sostenibilidad significa acceso y uso de los recursos naturales de una manera que satisfaga las necesidades económicas y comerciales y al mismo tiempo los preserve para las generaciones futuras. En la industria de la impresión, existen varias vías para la sostenibilidad, incluidos los materiales o equipos utilizados, el proceso de impresión en sí y la gestión de residuos.

¿Por qué ser más sostenible?

Además del deseo de las empresas de poner de su parte en la preservación del planeta, existen varias motivaciones comerciales convincentes para adoptar prácticas sostenibles. Según Forbes, en muchos lugares del mundo, las empresas pueden aprovechar los créditos fiscales y los incentivos financieros para aplicar prácticas sostenibles. Mejorar la eficiencia y la productividad también suele coincidir con volverse más sostenible.

El consumidor moderno prefiere marcas más respetuosas con el medio ambiente. Según un artículo publicado en Business News Daily, una encuesta encontró que el 66 % de los encuestados y el 75 % de los encuestados ‘millennials’ -jóvenes nacidos a partir de la década de los ochenta- consideran la sostenibilidad al tomar decisiones de compra.

Prácticas para una impresión sostenible

Apuntamos algunas de las innovaciones más destacadas y recientes en la impresión sostenible: 

Impresión ultravioleta: emplean un método de secado innovador llamado curado UV. Este método usa luz ultravioleta para secar la tinta en cuestión de segundos, una fracción del tiempo que les tomaría a las impresoras que usan calor para el mismo objetivo.

Las impresoras UV no solo reducen en gran medida los tiempos de respuesta para la impresión, sino que también utilizan alrededor de un 20 % menos de tinta que las impresoras convencionales. A pesar de su tamaño, las impresoras UV también utilizan notablemente menos energía que los métodos tradicionales de secado de impresión. La funcionalidad de encendido y apagado instantáneo común a las impresoras UV también minimiza el consumo en espera entre ciclos, lo que también reduce las emisiones de CO2.

Impresión digital: Este método de impresión no se basa en planchas de impresión, a diferencia de la impresión offset. Los archivos con los diseños son digitales para imprimirlos directamente en sustratos como lienzo, tela, cartulina y papel.

De esta manera, las impresiones digitales producen menos emisiones de CO2. Muchas de estas imprentas también son neutras en carbono, lo que significa disminuir substancialmente la huella de carbono. La impresión digital produce menos desperdicio que las impresoras convencionales, principalmente debido a que el proceso no depende de las planchas de impresión, que se degradan y deben reemplazarse cada cierto tiempo.

Impresión con equilibrio de carbono: Las emisiones de carbono producidas durante el proceso de impresión se pueden cuantificar. El equilibrio de carbono se logra cuando se compensa el CO2 producido durante toda la producción. Con la ayuda de la organización de renombre mundial World Land Trust (WLT), las empresas pueden medir su huella de carbono y tomar medidas para reducirla y compensarla.

WLT realiza el balance de carbono mediante la conservación de bosques ecológicamente importantes bajo amenaza inminente de tala. Afirman que el uso de papel e impresiones con balance de carbono es una de las soluciones más sostenibles disponibles en la actualidad para el sector de la impresión.

Este método puede parecer que se basa en el uso de papel reciclado, pero va un paso más allá. Para producir papel reciclado, las fábricas todavía usan fibras frescas de árboles nuevos. Cuando estas fibras provienen de bosques gestionados de forma sostenible, se reducen las emisiones totales de carbono.

Tintas de impresión sostenibles: Las empresas también pueden aprovechar tintas más ecológicas para una impresión sostenible. Aproximadamente cuatro mil millones de kg de tinta se utilizan para imprimir en todo el mundo cada año. Eso contiene alrededor de 800 millones de kg de pigmento a base de petróleo. Las tintas ecológicas renuncian al petróleo y están hechas de materias primas alternativas como vegetales.

La tinta de soja es una de las opciones ecológicas más populares. De hecho, muchos periódicos de renombre como el New York Times, Los Angeles Times y USA Today utilizan esta clase de tinta. Investigadores de la Universidad Estatal de Colorado desarrollaron otra tinta ecológica que está ganando popularidad. En lugar de usar vegetales, crearon tinta a partir de algas. A pesar de que a día de hoy esta tinta solo puede producir una gama limitada de colores, muchas organizaciones ya la están utilizando.

Otras prácticas sostenibles para la industria de la impresión

Hay otras prácticas que van más allá de los procesos de impresión y los materiales utilizados y que también promueven la sostenibilidad. Prácticas como buscar la mejor manera de reciclar las impresoras, reutilizar los diseños o bien realizar pequeños retoques o mejorar la parte logística mediante un sistema de entregas más eficiente.

También hay que mencionar los beneficios de la automatización del flujo de trabajo y la conectividad. Esto permite que el sistema de impresión sea más eficiente, reduciendo errores -lo que significa menos desperdicio- y optimizando los procesos en general para usar recursos mínimos en energía o materiales.

¿Qué le depara el futuro a la impresión sostenible?

A pesar de la incertidumbre en algunas áreas del sector de la impresión, la sostenibilidad seguirá siendo un punto focal. A medida que fluctúa la demanda de impresión, será cada vez más importante centrar la atención en mantener los procesos lo más eficientes posible. Las tecnologías que producen más resultados con menos recursos serán cada vez más comunes. Las innovaciones en tintas y sustratos seguirán expandiéndose en el mercado a medida que las empresas busquen alternativas más viables y sostenibles.

Conclusión

La sostenibilidad es ahora un enfoque fundamental para las empresas en diferentes industrias. Esto también es válido para las empresas del sector de la impresión. La necesidad de prácticas de impresión más sustentables es evidente no solo para preservar el medio ambiente, sino también en el sentido comercial.

Las empresas deben emplear tecnologías eficientes y materiales ecológicos para ser más sostenibles. Las mejoras en los equipos, el diseño y las prácticas logísticas también contribuyen a la reducción de las emisiones de carbono. Una clara apuesta por la sostenibilidad posicionará a las empresas para aprovechar mejor las mejoras adicionales en las técnicas y tecnologías de impresión cuando estén disponibles en el futuro.

Fuente: www.industriagraficaonline.com

No comments:

Post a Comment

Últimas Noticias