¿Alguien apretó el botón de autodestrucción en HP?



Garaje original de HP tal como se encuentra actualmente, ubicado en Palo Alto, California

Por Steve Weedon

Pocos podrían argumentar que nuestra industria de la remanufactura no estaría hoy aquí si no fuese por el enorme éxito de HP, vendiendo millones de impresoras láser e inkjet en todo el mundo. En el proceso, creó millones de clientes potenciales para rellenado y remanufacturado de cartuchos, sin mencionar los millones de cartuchos vacíos que son la sangre vital de la industria. 

No fue un raro accidente el que puso a HP en la cima y en el centro del escenario de los mercados mundiales de computadoras desktop e impresoras personales. Algunos atrevidos, planificados y visionarios tomadores de decisiones lo hicieron realidad durante un período de 74 años de historia corporativa que ha evidenciado un crecimiento casi ininterrumpido. Esto es, hasta hace muy poco.

Desde mediados del 2011 y coincidiendo con la adquisición de Autonomy, una compañía de software con base en el Reino Unido por la que HP pagó la impactante suma de 11.1 billones de dólares, el precio de la acción de la compañía colapsó a un mínimo de U$ 11.35 en noviembre de 2012, bajando de un máximo de U$ 54.75 que tuvo en abril de 2010. (Ref, período desde la separación de acciones en octubre de 2000).

Por lo tanto no es un secreto que hoy HP esté dentro de una profunda dificultad y es fácil ver por qué los inversores están enojados y presentando demandas.

Durante los pasados 74 años, hubo mucha historia corporativa que vale la pena analizar para comprender cómo esta gran compañía ha llegado a encontrarse en esta posición actual. Pero quizás sea más importante saber qué significa esto para la industria de la remanufactura si es que HP no sobrevive.

Bill Hewlett y Dave Packard se graduaron con títulos en ingeniería eléctrica de la Universidad de Stanford en 1935. Ellos co-fundaron la compañía, comenzando en el garage de Packard, con capacidad para un solo auto, en Palo Alto, California (que todavía existe actualmente) con una inversión de solamente U$ 538,-. Tiraron una moneda para decidir si la compañía debía llamarse Packard y Hewlett o Hewlett y Packard. Bill Hewlett ganó la apuesta y el resto, como se dice, es historia.

HP fue incorporada el 18 agosto de 1947 y posteriormente se hizo pública el 6 de noviembre de 1957.
En los primeros años, Hewlett y Packard se ganaron la vida haciendo máquinas e instrumentos que eran vendidos a un menor precio que sus competidores más grandes. Walt Disney Productions se convirtió en uno de sus primeros clientes, comprando ocho osciladores Modelo 200B por U$ 71.50 cada uno para el lanzamiento de la película Fantasía.

Concentrados en hacer equipos de prueba como ser generadores de señal, voltímetros, osciloscopios, contadores de frecuencia, termómetros y otros similares,  sus productos pronto ganaron una reputación por tener más sensibilidad, exactitud y precisión sobre los productos de sus competidores. Este se convirtió en el foco de la compañía durante más de 50 años, posibilitándoles edificar una compañía sólida, de a un paso por vez.

En los `60, HP llegó a ser reconocida como fundadora simbólica del llamado “Silicon Valley”, la nueva meca para todas las cosas más rápidas, más pequeñas, innovadoras y de menos precio. HP trató usando minicomputadoras de Corporación de Equipo Digital (DEC por sus siglas en inglés) pero les pareció que lo podían hacer mejor. De modo que entraron en el mercado de computadoras en 1966 con las series de minicomputadoras  HP 2100 y HP1000. Estos productos fueron tan exitosos que continuaron produciéndolos durante los siguientes 20 años.

HP ganó rápidamente reconocimiento y respeto mundial. Los nuevos productos incluían la primera calculadora científica portátil de mano en 1972, la primer calculadora programable portátil de mano en 1974 y luego las computadoras de escritorio, que comenzaron en 1975 con el modelo HP 9815.

Fue la revista “Wired” que identificó a HP como el manufacturador de la primera computadora personal producida en masa en el mundo, la HP 9100A, comercializada por primera vez en 1968. IBM era en ese tiempo muy poderosa y cualquier cosa llamada computadora lucharía contra la marca IBM y el enorme apoyo de la marca al consumidor. Por eso HP decidió venderla como una calculadora. Fue un éxito enorme y con tecnología de vanguardia en ese tiempo.

Vea el artículo completo

No comments:

Post a Comment

Últimas Noticias