Monday, April 27, 2015

Fabricantes de copiadoras presionan el segmento bajo A4


Por Charles Brewer, Actionable Intelligence

Mientras que el mercado de hardware y suministros de imagen ha madurado y varios segmentos están declinando, la mayoría de las empresas de copiadoras han estado informando mejoras en sus ingresos durante los dos últimos años. La mayoría de los fabricantes de copiadoras son empresas japonesas y se han beneficiado considerablemente por un yen más débil. Pero no todo el éxito de la industria de copiadoras puede atribuirse a los tipos de cambio.

Existe mucha documentación que acredita que varios fabricantes de copiadoras han ido creciendo en la producción de los dispositivos que venden, en un escenario que parece estar al rojo vivo y generándoles interesantes beneficios. Sin embargo, algunas empresas de copiadoras también gozan de un nivel de crecimiento sustentable a partir de una estrategia que es menos conocida: una gran presión sobre el mercado A4, especialmente el de baja gama. La mayoría de las empresas de copiadoras, hace tiempo conocidas exclusivamente por la comercialización de dispositivos A3, ahora han penetrado con éxito el espacio A4 y muchos han aumentado su participación en el mercado.

Hoy el mercado A4 es una parte importante del negocio para la mayoría de los fabricantes de copiadoras y representa inversiones que se remontan a un par de décadas atrás. La convergencia de los mercados de impresoras y copiadoras comenzó hace más de 20 años, cuando los fabricantes de copiadoras analógicas adoptaron la tecnología digital. Empresas como Hewlett-Packard, Lexmark y otras rápidamente comenzaron a comercializar máquinas de oficina A4 con funcionalidad similar a la de las copiadoras digitales de alta gama, pero con dispositivos de menor tamaño y de mucho menor precio. Con el tiempo, estas máquinas llegaron a ser extremadamente populares y las empresas de impresoras obtuvieron una participación significativa en el mercado de las empresas de copiadoras. Pero esa tendencia parece haberse revertido y hoy las empresas de copiadoras están recuperando parte de la participación que perdieron tiempo atrás.

Necesidad de fusionarse 
Antes que los mercados basados en impresoras multifuncionales y copiadoras digitales convergieran a finales de los 90, las industrias de impresoras y copiadoras estaban ya estrechamente alineadas desde los primeros días de la "impresora de página". Varios fabricantes de copiadoras suministraron motores de impresión a clientes de terceros que comercializaban impresoras digitales. La relación de larga data de Canon como proveedor de máquinas a HP, que comenzó en la década del 80, es quizás la más famosa, pero hay muchos otros ejemplos. A medida que crecía la industria de impresora láser, las compañías de hardware comenzaron a realinear los activos para penetrar mejor en nuevos segmentos del mercado, lo que condujo a una importante ola de consolidación de las empresas manufactureras.

Minolta, una de las firmas de copiadoras que comercializó motores de impresión como así también sus propias impresoras, estaba ya a finales de los 90 buscando maneras de consolidar su lugar en el mercado A4. En una jugada que aumentaría su capacidad técnica en áreas como arquitectura de controladores y trabajo en red, Minolta adquirió el 51% de QMS en 1999 y comenzó a completar su línea de impresoras A4 con impresoras  monocromo y color. Con el tiempo, Minolta adquiriría la totalidad de QMS, junto con su popular línea Magicolor de máquinas color A4 y obtendría nuevas tecnologías para incorporarlas a la línea existente PagePro de Minolta de impresoras monocromo para oficina.

Vea el artículo completo, click aqui.

No comments:

Post a Comment