Tuesday, December 27, 2016

Fusiones y adquisiciones impulsan la Industria China


Por Charles Brewer

La consolidación es el sello distintivo de cualquier industria madura y ha sido una constante durante años dentro de la industria de suministros de terceras marcas. A principios del siglo XXI, la industria norteamericana comenzó a experimentar una amplia actividad de fusiones y adquisiciones y en 10 años sólo unos pocos grandes jugadores permanecían junto con varias docenas de compañías mucho más pequeñas. La industria Europea ha seguido el mismo camino. Sin embargo en la región EMEA (Europa, Oriente Medio y África), con mercados más fragmentados, este proceso ha sido más lento y los resultados menos profundos que los que presenciamos en los Estados Unidos. La consolidación de la industria europea está en curso debido a que firmas líderes en la región buscan nuevos socios de inversión o directamente pretenden ser adquiridos.

Hasta hace poco, la industria china de suministros resistió el “impulso de fusionar", pero todo eso está cambiando en la actualidad, con una abundante actividad de fusiones y adquisiciones.

Las empresas chinas han obtenido acceso a capital y otros recursos necesarios para concretar acuerdos y, con muchas empresas pequeñas disponibles, la consolidación está ocurriendo a un ritmo frenético. Como resultado, el equilibrio de poder se está desplazando dentro del Reino Interno y el  impacto en los mercados mundiales promete ser enorme. Además, estos son los inicios para la consolidación de la industria china y hay un camino por recorrer antes que la situación se estabilice.

Los tiempos cambian
En comparación con sus colegas del occidente, la historia de las empresas chinas de suministros es única. Hubo una cooperación dentro de la industria china no vista en Europa y América del norte, que condujo a una proliferación de empresas interconectadas. Pequeñas empresas florecieron suministrando cartuchos terminados a jugadores más grandes y las grandes empresas aprovecharon sus activos internos para proveer a la creciente industria con materias primas, como tintas, tóners y vacíos. En algunos casos, las grandes empresas impulsaron el creciente número de fabricantes creando empresas mixtas, que a menudo funcionaban independientemente, o por derivación de empresas que comenzaron como operaciones internas. Algunas grandes empresas incluso actuaron como incubadoras de puesta en marcha al proporcionar acceso a productos clónicos y otros recursos a medida que las pequeñas empresas crecían lo suficiente como para levantar sus propias fábricas.

Vea el artículo completo, click aquí.

No comments:

Post a Comment